Adapta los perfiles de aluminio al ancho de tu persiana e inserta los accesorios que se incluyen en sus alojamientos.


Inserta diagonalmente tu Secupeke en las guías de las mismas y déjalo reposar sobre el poyete de la ventana.


Fija el perfil inferior a las guías de la persiana haciendo uso de los tornillos incluidos en el kit.


Baja la persiana hasta una altura aproximada de 20 cms. y sube paralelamente el perfil superior de tu Secupeke hasta hacerlos coincidir para fijarlos haciendo uso de las bridas de fijación.


Acciona el mecanismo de tu persiana mediante la cinta varias veces para comprobar que sube y baja correctamente y… ¡Listo! ya tienes seguros a tus seres más queridos.